Entradas recientes
Entradas destacadas

Qué comer para proteger tus articulaciones


alimentos ricos en vitamina C

Todos hemos sufrido alguna vez algún dolor articular. Ya sea por una lesión, una inflamación o por simple desgaste, nuestras articulaciones y los cartílagos que están entre ellas, son indispensables para controlar cada uno de nuestros movimientos y giros en la vida diaria. ¿Te gustaría saber cómo cuidar de ellas? ¿Quieres conocer qué alimentos pueden ayudarte?

Es esencial que cuidemos también de los cartílagos para mantener unas articulaciones en buen estado y funcionales, y una forma con la que conseguirlo, es mediante la alimentación. Si además de cuidar de nuestra nutrición hacemos un poco de deporte, y cuidamos de nuestra higiene postural (un buen calzado, posturas correctas a la hora de sentarnos o de trabajar…etc), podremos mantener durante más tiempo nuestras articulaciones en un estado óptimo. Pero veámoslo detenidamente.

Consejos en tu alimentación para cuidar de las articulaciones

Cartílagos

1. Una buena hidratación

Los cartílagos, esenciales para una buena movilidad, necesitan de una correcta hidratación. Esto les permitirá tener una buena lubricación para realizar sus diferentes movimientos. Intenta beber dos litros de agua al día.

2. Proteínas

Las proteínas son esenciales para fortalecer nuestras articulaciones. Nos ofrecen aminoácidos capaces de generar y regenerar nuevos tejidos y fortalecer los ya existentes. ¿Cómo puedes conseguirlas? Los vegetales pueden aportarte una dosis maravillosa de proteínas: espinacas, col, semillas de chía, algas espirulina, garbanzos y lentejas, quínoa… aunque no lo creas pueden ofrecerte más proteinas que una pieza de carne roja.

3. Vitamina A

La vitamina A es uno de los componentes más ricos y beneficiosos para cuidar de nuestros tejidos. Tiene propiedades antioxidantes y nos defiende de los radicales libres. Es un gran antioxidante. Puedes encontrar vitamina A en las zanahorias, la calabaza, los pimientos, los tomates, el melón…

4. Vitamina C

Ya sabemos que la vitamina C es un gran antioxidante, pero ¿sabías que es un gran regenerador de los tejidos de nuestro cuerpo? es un aliado para cuidar de nuestras articulaciones, y es primordial para producir colágeno, una proteína básica para regenerar los cartílagos. Si tomas cada día un jugo de naranja o de limón por las mañanas, y a medio día un kiwi, conseguirás el aporte necesario.

5. Vitamina D

La vitamina D cumple una función esencial en la formación de los huesos y de los cartílagos. Esta vitamina se almacena en el el tejido adiposo y nos ayuda a absorber el calcio. Si carecemos de ella, podemos sufrir la temida osteoporosis. Para conseguirla, no olvides tomar un poco el sol todos los días, al menos 20 minutos. También puedes encontrarla en aportes vitamínicos que se venden en tiendas naturales, así como en el salmón, la sardinas en lata, el atún enlatado en aceite, en los huevos...

6. Aporte mineral

El aporte mineral es indispensable para tener unas articulaciones fuertes y sanas. Los que deberemos introducir en nuestra dieta van a ser los siguientes:

Calcio y fósforo: intenta tomar acelgas, berros, aceitunas, diente de león, perejil, apio, escarolas, nabos endivias.

Magnesio y el flúor: catalizadores para conseguir una fijación del calcio en los huesos y articulaciones. Puedes encontrar magnesio en las almendras, en la soja, en la levadura de cerveza, en las avellanas, el arroz integral, en las castañas… Por su parte, el aporte de flúor necesario puedes encontrarlo en el agua, el té, el pescado, los mariscos y en verduras como espinacas y la col.

Síguenos
No hay tags aún.
Buscar por tags
Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square